Current portal location

Website content

Normas de origen

El origen es la nacionalidad «económica» de los bienes comercializados.La nacionalidad, el valor y la clasificación arancelaria (nomenclatura combinada) de los bienes deberá determinarse para saber qué derechos y cargas se aplican a estos, así como cualquier restricción aduanera o requisitos especiales.

Hay dos tipos distintos de normas de origen: preferenciales y no preferenciales.

Normas de origen preferenciales de la UE

Son los instrumentos utilizados para determinar si un producto exportado de un país o socio beneficiario pueden ser considerados suficientemente vinculados con ese país y, por tanto, originarios de allí a efectos de gozar de la preferencia arancelaria de la UE otorgada a ese país.

Si pretende importar, bajo un régimen preferencial, a la UE un producto de un país o socio beneficiario, no basta con que el producto sea exportado desde ese país. El producto debe ser originario de ese país. Las normas de origen especificarán si efectivamente su producto se considerará como originario de ese país en concreto y, por tanto, recibirá la preferencia.

Para la implementación de los acuerdos preferenciales, solo son relevantes las normas preferenciales de origen. Sea consciente de que las normas de origen aplicadas a cada país o socio beneficiario no son idénticas en todos los casos. Cada régimen preferencial tiene adjunto un conjunto específico de normas de origen. Consulte en esta sección las páginas de las normas de origen del régimen preferencial que sea aplicable a su caso. Cuando navegue por el Export Helpdesk, consulte su país y encontrará las normas de origen relevantes.

Conceptos generales de normas de origen

Incluso si encuentra un conjunto específico de normas de origen para cada país beneficiario o donante, a todos se les aplicarán los mismos principios básicos y la misma estructura. Aquí se presentan los elementos más relevantes que se deben considerar:

Normas de origen no preferenciales de la UE

No obstante, debe saber que existen otras normas: las normas de origen no preferenciales. Estas normas se usan para establecer el origen de la mercancía para distintos fines (aranceles cuando no hay un acuerdo preferencial, estadísticas, implementación de contingentes no preferenciales, medidas de defensa comercial...).

Los principios principales aplicables para las importaciones en la UE son los siguientes:

  • - Si un producto se obtiene o produce totalmente en un país, se considera que tiene origen en ese país (y se lo puede denominar «producto originario»);
  • - Si un producto se ha producido en más de un país, se considera que tiene origen en el país en el que tuvo lugar la última transformación sustancial.

La interpretación de lo que es una transformación sustancial podría variar de un país a otro, de ahí que las normas no preferenciales puede que difieran de un país a otro y el mismo producto puede tener un origen distinto en función de qué esquema de país se aplique.

En la importación en la UE, el origen no preferencial se indicaría en la declaración de importación, pero no se requeriría ninguna prueba de origen específica.

Más información sobre normas de origen no preferenciales de la UE

Información arancelaria vinculante (IAV)

La información de origen podrá hacerse vinculante de las autoridades arancelarias de todos los países de la UE. Para obtener una decisión de información arancelaria vinculante (normalmente válida durante un período de 3 años), deberá presentar una solicitud a las autoridades competentes del país de la UE donde se vaya a usar la IAV (o en el país de la UE donde esté establecido). Lista de autoridades competentes que pueden emitir IAV.

La información que debe proporcionar en su solicitud se establece en el artículo 6 del Reglamento (CEE) nº 2454/93 sobre el Código Aduanero Comunitario.

Una vez aceptada la solicitud, las autoridades tienen 150 días para notificarle sobre su decisión.

*La posesión de una IAV no le exime del requisito de proporcionar una prueba de origen.